¡Combate la gastritis! Causas, síntomas y cómo prevenirla de manera efectiva

¡Combate la gastritis! Causas, síntomas y cómo prevenirla de manera efectiva

Escuchar artículo

Introducción

La gastritis es una afección común que afecta a personas de todas las edades, incluidos los jóvenes. En este artículo, exploraremos en detalle las causas y síntomas de la gastritis, así como medidas preventivas para mantener una salud digestiva óptima.

¿Qué es la gastritis?

La gastritis es un término general que se refiere a la inflamación, irritación o erosión del revestimiento del estómago. Puede ser aguda, con síntomas que aparecen repentinamente y duran poco tiempo, o crónica, desarrollándose lentamente y durando mucho tiempo.

Causas comunes de gastritis

La gastritis puede ser causada por varios factores, entre ellos:

  1. Infección bacteriana: La bacteria Helicobacter pylori (H. pylori) es la causa más común de gastritis. Esta bacteria vive en el revestimiento mucoso del estómago y puede provocar úlceras pépticas y gastritis si no se trata.
  2. Uso de medicamentos: El consumo excesivo de ciertos analgésicos, como ibuprofeno, aspirina y naproxeno, puede irritar el revestimiento del estómago y causar gastritis.
  3. Consumo excesivo de alcohol: El alcohol puede erosionar la mucosa gástrica, aumentando el riesgo de inflamación y sangrado.
  4. Estrés: El estrés severo, como el causado por lesiones traumáticas, cirugías o enfermedades críticas, puede aumentar el riesgo de gastritis aguda.
  5. Enfermedades autoinmunitarias: Algunas personas pueden desarrollar gastritis debido a enfermedades autoinmunitarias, en las que el sistema inmunológico ataca las células del revestimiento del estómago.

Síntomas de la gastritis

Los síntomas de la gastritis pueden variar de una persona a otra. Algunos pueden no experimentar síntomas, mientras que otros pueden presentar los siguientes:

  1. Dolor o ardor en la parte superior del abdomen
  2. Náuseas o vómitos
  3. Pérdida del apetito
  4. Hinchazón o sensación de llenura en el abdomen
  5. Indigestión
  6. Sangrado en vómitos o heces (en casos graves)

Si experimenta síntomas graves o persistentes, es fundamental que consulte a un médico para recibir el tratamiento adecuado.

Diagnóstico de la gastritis

Si se sospecha de gastritis, el médico realizará una evaluación clínica y puede solicitar pruebas adicionales, como:

  1. Pruebas de sangre: Estas pruebas pueden detectar la presencia de anemia, que podría ser causada por sangrado del estómago, o una infección por H. pylori.
  2. Prueba de heces: Una muestra de heces puede ayudar a identificar la presencia de sangre oculta, lo que podría indicar gastritis o úlceras.
  3. Endoscopia: Este procedimiento permite al médico examinar el revestimiento del estómago mediante un tubo delgado y flexible equipado con una cámara en su extremo.
  4. Biopsia: Durante una endoscopia, se pueden tomar muestras de tejido del revestimiento del estómago para analizarlas en busca de H. pylori u otras anomalías.

Tratamiento de la gastritis

El tratamiento de la gastritis dependerá de la causa subyacente. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  1. Antibióticos: Si la gastritis es causada por una infección por H. pylori, el médico puede recetar antibióticos para erradicar la bacteria.
  2. Medicamentos que reducen la producción de ácido: Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) y los bloqueadores H2 pueden ayudar a disminuir la producción de ácido en el estómago, aliviando así los síntomas de la gastritis.
  3. Antiácidos: Estos medicamentos neutralizan el ácido estomacal y pueden proporcionar alivio temporal del dolor y la acidez estomacal.
  4. Cambios en el estilo de vida: Reducir el consumo de alcohol, evitar el tabaco y limitar el uso de analgésicos pueden ayudar a prevenir futuros episodios de gastritis.

Prevención de la gastritis

Aquí hay algunas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de desarrollar gastritis:

  1. Mantén una dieta equilibrada: Incluir alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y granos enteros, puede mejorar la salud digestiva.
  2. Evita los alimentos irritantes: Los alimentos picantes, ácidos o grasosos pueden empeorar los síntomas de la gastritis en algunas personas. Es importante identificar y evitar los alimentos que te causen molestias.
  3. Modera el consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol puede irritar y dañar el revestimiento del estómago. Limita tu ingesta de alcohol y evita beber en exceso.
  4. No fumes: Fumar puede debilitar la mucosa protectora del estómago, lo que aumenta el riesgo de gastritis y úlceras.
  5. Controla el estrés: Practicar técnicas de relajación, como meditación, yoga o ejercicio, puede ayudar a reducir el estrés y mejorar la salud en general.
  6. Consulta a tu médico antes de tomar analgésicos: Si necesitas tomar analgésicos regularmente, habla con tu médico para asegurarte de que estás utilizando el medicamento adecuado y en la dosis correcta.

En conclusión, la gastritis es una afección común que puede afectar a personas de todas las edades. Comprender sus causas y síntomas, así como adoptar medidas preventivas, es esencial para mantener una salud digestiva óptima. Si experimentas síntomas persistentes o graves, no dudes en consultar a un médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Información obtenida de Mayo Clinic.