Evitando la diálisis: ¿cuánto tiempo puedo vivir sin ella?

Evitando la diálisis: ¿cuánto tiempo puedo vivir sin ella?

 

Introducción

La diálisis es un tratamiento que muchas personas temen, pero es necesario en casos de insuficiencia renal crónica avanzada. En este artículo, exploraremos qué es la diálisis, cuándo es necesaria y cuánto tiempo puede vivir una persona sin recibir este tratamiento. También hablaremos de alternativas a la diálisis y cómo mantener una buena salud renal.

¿Qué es la diálisis y cuándo es necesaria?

La diálisis es un tratamiento médico que ayuda a eliminar los desechos y el exceso de líquido del cuerpo cuando los riñones ya no pueden hacerlo por sí mismos. Esto es necesario cuando una persona tiene insuficiencia renal crónica en etapa 5 o terminal, lo que significa que sus riñones están filtrando menos de 15 mililitros por minuto.

¿Cuánto tiempo puede vivir una persona sin diálisis?

La cantidad de tiempo que una persona puede vivir sin diálisis varía según su estado de salud y la gravedad de su insuficiencia renal. Aquellos que llegan a un estado crítico con síntomas graves del síndrome urémico pueden morir en cuestión de horas o días sin diálisis. Sin embargo, aquellos que están en mejor estado de salud y no muestran signos de síndrome urémico pueden vivir varios meses sin diálisis. Con tratamiento médico y seguimiento adecuado, algunas personas pueden llegar a vivir entre 12 y 14 meses sin diálisis.

Factores que afectan la supervivencia sin diálisis

La supervivencia sin diálisis puede verse afectada por diversos factores, como la presión arterial y el control de la diabetes. Un control adecuado de estas condiciones puede ayudar a preservar la función renal residual y retrasar la necesidad de diálisis. Sin embargo, si estas condiciones no están controladas, pueden acelerar el deterioro de la función renal y requerir diálisis antes de lo esperado.

Alternativas a la diálisis

En algunos casos, puede ser posible optar por un tratamiento conservador en lugar de la diálisis. Esto implica controlar los síntomas y complicaciones de la enfermedad renal crónica mediante medicamentos, cambios en la dieta y un seguimiento médico cercano. El tratamiento conservador puede ser una opción para aquellos que tienen una baja expectativa de vida debido a otras condiciones médicas o para aquellos que deciden que no desean someterse a diálisis por razones personales. Es importante discutir estas opciones con su médico para determinar cuál es la mejor opción para usted y su situación.

Mantener una buena salud renal

Para retrasar la progresión de la enfermedad renal crónica y reducir la necesidad de diálisis, es fundamental cuidar la salud renal. Algunas recomendaciones incluyen:

  1. Controlar la presión arterial y la diabetes: Estas condiciones pueden acelerar el daño renal, por lo que es importante mantenerlas bajo control mediante medicamentos y cambios en el estilo de vida.
  2. Seguir una dieta saludable: Consumir alimentos bajos en sal, azúcar y grasas saturadas puede ayudar a proteger los riñones. También es importante limitar la ingesta de proteínas, ya que un exceso de proteínas puede aumentar la carga de trabajo de los riñones.
  3. Mantenerse hidratado: Beber suficiente agua y evitar la deshidratación puede ser beneficioso para la función renal.
  4. No fumar: Fumar puede dañar los vasos sanguíneos y reducir el flujo de sangre a los riñones, lo que aumenta el riesgo de enfermedad renal.
  5. Limitar el uso de medicamentos nefrotóxicos: Algunos medicamentos, como ciertos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), pueden ser dañinos para los riñones. Consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre.

Conclusión

La diálisis es un tratamiento esencial para aquellos con insuficiencia renal crónica avanzada, pero es comprensible que algunas personas deseen evitarla. Si bien la cantidad de tiempo que una persona puede vivir sin diálisis varía, mantener una buena salud renal y explorar otras opciones de tratamiento puede ayudar a retrasar la necesidad de este procedimiento. Siempre es importante hablar con su médico y equipo médico sobre sus opciones y recibir la atención adecuada para su situación específica.